Familia

La mayoría de los asuntos en materia de derecho de familia, solicitados por nuestros clientes son los que quieren romper el vínculo matrimonial a través de una separación o divorcio.

  • Divorcio de mutuo acuerdo con/sin hijos menores
  •  Divorcio contencioso
  •  Separaciones
  •  Parejas de hecho
  • Ejecuciones de sentencias
  •  Filiación
  • Tutela
  • Curatela
  •  Nulidad de matrimonio
  •  Modificación de medidas
  •  Guarda y custodia de los hijos menores, relaciones paterno-filiales
  •  Relaciones de los parientes y allegados con respeto a los hijos menores
  •  Obligaciones de alimentos entre parientes
  •  Reconocimiento de eficacia civil de resoluciones eclesiásticas  en materia matrimonial
  •  Oposición a las resoluciones administrativas en materia de protección de menores
  •  Acogimiento y adopción
  •  Régimen económico matrimonial
  •  Violencia de género
  •  Testamentos, sucesiones, herencias.
  • Declaración de herederos.

El derecho de familia es el conjunto de normas jurídicas que regulan las relaciones personales y patrimoniales de los miembros de la familia para con ellos y frente a terceros.

El derecho de familia, por la naturaleza de las relaciones jurídicas entre los sujetos y sus efectos, forma parte del derecho privado, y la intervención de los órganos del Estado sólo es auxiliar en la aplicación de las normas para el goce, el ejercicio, el reconocimiento y la exigibilidad de los derechos, deberes y obligaciones derivados de los vínculos familiares.

La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad, que como constitucionalmente se establece, requiere de protección al igual que sus integrantes; esto en atención y provecho de los individuos que la conforman, cumpliendo así con la función social que le corresponde.

Es decir que el interés familiar debe entenderse como el medio de protección de los intereses y derechos de los miembros del núcleo familiar, sobre la base de que se cumpla con los fines familiares, que son: la asistencia mutua, la solidaridad, la convivencia, la subsistencia, la reproducción, en su caso, la filiación, los fines morales y de socialización, la relación afectiva, la educación, la unidad económica y la formación de un patrimonio, como los fundamentales.

A %d blogueros les gusta esto: